PRONUNCIAMIENTO MCC – MOVIMIENTO CULTURAL COCHABAMBA ARTICULACIÓN CIVIL PARA EL RESGUARDO DE DERECHOS CULTURALES FRENTE A LA PROPUESTA ESTATAL DE LA LEY DEL ARTISTA

By |2019-06-05T13:26:08+00:00junio 3rd, 2019|Sin categoría|0 Comments

El Movimiento Cultural Cochabamba, en reunión abierta y autoconvocada de artistas, gestores y productores, integrado por: LA RED (Red de Creadores y Autores del Audiovisual y Cine de Cochabamba), Proyecto mARTadero, TELARTES, Nodo Asociativo para el Desarrollo de las Artes (NADA), los Laboratorios de la Comunidad de Ciudadanía Creativa (CcLab), Red de Músicos y Compositores Alternativos de Cochabamba, Escuela de Arte y Talentos, Títeres ElWaky, Cooperativa Artística Cultural Integral MUNDO (CoopArt-MUNDO), además de artistas audiovisuales, actores, músicos, grupos musicales, artistas plásticos, colectivos literarios, gestores, productores/as, artistas y actores culturales independientes, comunicadores, recientemente el Comité Cívico Femenino, el Presidente del Distrito 10 de Cochabamba y representantes y dirigentes de las OTBs de Cercado, MANIFESTAMOS lo siguiente:

El anteproyecto de la Ley del Artista propuesta por el ministerio de Culturas en Bolivia, se limita al registro obligatorio de todos los artistas y habilita una especie de mapeo de control, esquiva la generación de fondos participativos, no establece principios, políticas o presupuestos concretos que se vinculen con las demandas profundas del sector.

Es un desacierto pretender una legislación integral y avanzar con propuestas de leyes desfragmentadas, la Ley de las y los Artistas tendría que ser la consecuencia de las Ley Nacional de las Expresiones Artísticas y Culturales, NO se puede generar políticas culturales públicas responsable sin antes tener una Ley MADRE, una Ley Nacional de Expresiones Artísticas y Culturales. ​La urgencia y poca claridad del proceso de elaboración de las leyes y la premura con el que se convoca a las cumbres, reuniones y mesas de análisis, no garantiza la construcción de un horizonte común, por lo mismo, reafirmamos que ​#NoVenimosDeCero.

Es importante que el Estado tenga claro que:

1) L​os derechos culturales se basan en un derecho político fundamental que es la libertad de expresión, derecho humano protegido por la constitución política del estado plurinacional. En este marco el estado debe garantizar el ejercicio de este derecho y de ninguna manera restringir, coartar, autorizar o regular las expresiones culturales y manifestaciones culturales o artísticas, ​aún menos puede definir qué es arte o quién es artista. Rechazamos fehacientemente un rol estatal restrictivo y desconocedor de la esencia misma de las expresiones culturales interdependientes con las libertades descritas.

2) Reivindicamos los instrumentos y corrientes normativas internacionales actuales, entre ellas a la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de Expresiones Culturales (2005), la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural (2001) y las Recomendaciones de la UNESCO relativa a la condición de artista. Donde se establece de manera expresa que la diversidad cultural como garantía se fortalece mediante la libre circulación de ideas, reiterando que la libertad de pensamiento y expresión posibilitan el florecimiento de las expresiones culturales. Solo es posible proteger la diversidad cultural si se garantizan las libertades fundamentales permitiendo que las personas escojan sus expresiones culturales.

3) Cuestionamos las definiciones relacionadas con los artistas y gestores culturales en proyecto de ley, puesto que desconocen las normativas nacionales e internacionales vigentes, que en debates más profundos ya habrían sido definidas y apelamos a que se consideren las definiciones recomendadas por la UNESCO.

4) El “proyecto de ley del artista” que se ha difundido esta última semana, silencia los debates y desconoce las propuestas de los últimos años nacidas desde la sociedad civil organizada que busca construir , en primera instancia, y de manera colectiva una ley marco de culturas de la cual se desprendan otros instrumentos legales, se trata por lo tanto de un proyecto de ley desenraizado, incoherente, desatinada a perecer, carente de espíritu.

5) Tomando en cuenta que los trabajadores y trabajadoras culturales gozan del derecho inalienable de libertad de expresión y pensamiento, se infiere que tienen plena libertad para ser considerados artistas si así lo desean.

6) La propuesta de la ley del artista pone en evidencia la ausencia de políticas culturales, la misma razón dificulta su debate a detalle, ​pues irrumpe con la lógica de establecimiento de políticas, estrategias y acciones concretas.

7) Los derechos y deberes son indivisibles y en esencia generales y amplios. El debate de la ley marco de cultura desarrollado en un proceso de construcción ciudadana, ha abordado principios irrenunciables que dibujan el marco amplio de los derechos y deberes que atañen al sector y que planteamos deben ser ineludibles en la normativa cultural y que fueron presentados en diversos documentos y espacios públicos desde hace un par de años:

● Garantía de los Derechos Culturales y sus principios: Autodeterminación, inter (intra)culturalidad, descolonización, despatriarcalización y transformación social.

● Gestión cultural participativa: Construcción de lo público en corresponsabilidad con el Estado.

● Al menos 1% de presupuesto del PGE paraculturas: Inversión presupuestaria estatal, descentralizada, con fondos concursables, transparentes y equitativos.

● Protección efectiva de artistas, cultores y gestores culturales: reconocimiento de saberes y/o competencias, inclusión laboral y seguro social.

● Promover el reconocimiento de saberes y/o competencias artísticas, así como el despliegue de procesos formativos artísticos en todo ámbito.

● Revitalización de espacios públicos en desuso: Por una gestión colectiva de espacios culturales.

● Sistema de investigación e información cultural: Datos de acceso abierto, libre y compartidos, generados desde el Estado y desde la sociedad civil.

● Sistema impositivo amigable: Gestió de mecanismos tributarios alternos.

● Circulación y conexión cultural: Vinculación con convenios, plataformas y escenarios internacionales, además de la circulación nacional.

 

About the Author:

Leave A Comment