Colectivo Matarifes Villa Coronilla2019-02-20T22:19:49+00:00

Colectivo de breakdance “Matarifes Villa Coronilla”

El colectivo “Matarifes Villa Coronilla” se formó el año 2016 continuando a la escuela de breakdance que existía antes y consolidándose uno de los  colectivos que integran en su lógica una pertenencia e identidad con el barrio. De ahí el nombre que representa al grupo mixto que hace breakdance: A los chicos: matarifes, por los carniceros del ex matadero y a las chicas: Coronilla, por las Heroínas de la Coronilla, a la vez de referir el barrio histórico donde se ubica mARTadero,  y cuya idea se engloba en el espíritu de lucha con uno mismo por superarse.

El objetivo del colectivo – escuela, es preparar a los participantes para competiciones locales, nacionales e internacionales y sacar premios con resultados individuales y grupales. Se enfoca el breakdance como una profesión y no un simple pasatiempo.

Cada miembro es consciente de la autoexigencia, la preparación y el entrenamiento duro desde el inicio como principiante hasta volverse líder y esté listo para las competiciones.

Hasta la fecha han realizado dos eventos: “Batalla a muerte” y “Batalla de barrio filtro”. Asimismo impulsaron y apoyaron al proyecto de rehabilitación Parque Urbano “Ollantay” en las diferentes socializaciones en espacios urbanos y medios de comunicación, bailando y haciendo demostraciones..

Correo
breakdance@martadero.org
Teléfono
(+591) 79771977

Perspectiva de los jóvenes

Cindy Betzy Bueno Ticona:

“Para mi mARTadero es muy importante porque nuestro objetivo (como colectivo) es transformar algo en las personas y donde podemos buscar un mejor futuro; por eso en cada una de las ramas artísticas tenemos una función. Son personas que dia a dia y mutuamente crean cosas, de acuerdo a lo que les apasiona en el arte, música, danza, teatro, pintura, baile; eso quieren transmitir a una comunidad o una sociedad, para poder transformarla ”.

“Me siento incluida en el proyecto mARTadero, espero que podamos compartir diferentes experiencias con personas de otras ciudades y países, para así poder también transmitir con vistas y miradas diferentes”.

“Quisiera que se realicen diferentes actividades artísticas que sean gratuitas, la mayor parte de las actividades son cobrando el ingreso, entiendo que mARTadero necesita autosostenerse, pero también hay quienes quisieran asistir a este tipo de eventos pero no tienen los recursos, como chicos de hogar o de escasos recursos, sería bueno realizar actividades que sean gratuitas para ellos”.

Celso Herbas Espinoza:

“Particularmente me veo incluido en mARTadero. He tenido un buen recibimiento, las actividades me agradan mucho, me desenvuelvo mucho más aquí que en otros lugares, y CCLab es una oportunidad que tuve después de mucho tiempo de incluirme en actividades culturales de hacer algo diferente a lo que hacía antes fuera del círculo donde me movía”.

“Espero que continúen con el mismo ritmo, que continúen con las residencias para que los que estamos en las comunidades creativas del CCLab podamos embebernos de conocimiento y de diferentes perspectivas de otras personas que vienen de otros lugares, de otros países, como en algún momento yo participé con personas de Italia las cuales tenían una visión muy diferente de otras personas que vienen de Argentina o de Bolivia”.